24 Nov

Diferentes formas de pago de una tarjeta financiera

A muchos cerrajeros de Getafe se les pueden pagar sus servicios con una tarjeta de crédito y, hablando de tarjetas de crédito, ¿ya sabemos que a todo aquello que le llamamos “tarjeta de crédito” no siempre es técnicamente una tarjeta de crédito?

Toda tarjeta financiera con la que se pueda efectuar el pago de compras es una tarjeta de pago, es una tarjeta financiera, es un sistema de pago, pero no todas ellas son tarjetas de crédito en sí mismas. Algunas sí que lo son y otras son tarjetas de débito, a su vez otras son tarjetas de débito prepagadas e incluso entre todas ellas existen diferencias significativas.

A todos los cerrajeros de Leganés que se les puede pagar con una tarjeta financiera se les puede pagar con cualquier medio de pago de este tipo de sistema de pagos, pero debemos entender que no todo son tarjetas de crédito.

Y focalizados en las tarjetas de crédito puramente dichas decir que estas son aquellas tarjetas que tienen un saldo que nos la entidad financiera de turno para que podamos gastarlo sin nosotros disponer previamente de dicho dinero. Ese límite monetario será el límite de crédito que tendremos en esa tarjeta y eso sí que es una tarjeta de crédito, las otras son tarjetas de pago, pero no de crédito.

Pero aún existen más diferencias. Por ejemplo, lo más común es que las tarjetas de crédito sean pagadas a final de mes en su totalidad, en cuotas fijas basadas en un importe decidido por el cliente (con unos mínimos a cumplir) o de una cuota mensual que dependerá porcentualmente del crédito consumido, pero no siempre tiene porque ser así.

Existen también tarjetas que después de la compra se puede amortizar el crédito rápidamente o que se paga semanalmente, quincenalmente u otras formular y todas estas también son tarjetas de crédito, pues la entidad financiera primero nos ha otorgado un crédito a nuestro favor para poderlo gastar y pagarlo según se acuerde con los debidos intereses que correspondan.

 

 

14 Sep

Llega la tarjeta de crédito de Apple

La compañía de la manzana ha comenzado a distribuir su nueva tarjeta de crédito entre usuarios de manera aleatoria para que éstos puedan probarla antes de que hagan su lanzamiento a nivel masivo. Apple siempre nos sorprende con grandes novedades, pero no cabe duda alguna de que esta vez lo ha hecho a lo grande.

Puedes pagar cualquier tipo de cosas con ella, como los servicios realizados por los cerrajeros en Valencia.

La tarjeta de crédito de Apple, el gran puntazo de la compañía

La tarjeta de crédito Apple nace de una colaboración entre esta gran compañía con el banco Goldman Sachs. Para poder tener esta tarjeta será necesario disponer de un iPhone con sistema operativo iOS 12.4. Por el momento, esta primera versión de la tarjeta estará solamente disponible en Estados Unidos.

Aún se desconoce cómo y cuándo llegará con seguridad al resto de países, pero lo que si que es cierto es que esta tarjeta está causando grandes expectativas entre los amantes de Apple. La compañía brinda a los clientes un reembolso del 3% en efectivo si haces una compra dentro del entorno Apple. Por otro lado, si pagas con Apple Pay te llevarás un 2% en todas tus compras, mientras que si compras con la tarjeta física o bien con el número de tarjeta virtual recuperarás el 1%.

La idea no es competir con las tradicionales tarjetas de American Express ni con otro tipo de tarjetas parecidas, sino que buscan poder ofrecer un acceso mucho más amplio a toda clase de usuarios. Obviamente, el aspecto más importante para poder solicitar esta tarjeta es ser cliente de Apple y contar con un iPhone, aunque desean que pueda llegar a todos sus usuarios.

Se pide por el móvil y llega por carta. Con esta tarjeta podrás pagar todos los productos y servicios deseados, ya sean tus compras online o contratar una empresa de cerrajeros Paterna. Con esta tarjeta todo serán facilidades.

26 Feb

Todo sobre el modelo 111 en la Declaración de la Renta 2018

El modelo 111 de la Agencia Tributaria, es una liquidación por medio del cual las compañías y trabajadores por cuenta propia declaran las retenciones efectuadas en nóminas a empleados, en facturas a terceros, premios y determinadas ganancias patrimoniales y también imputaciones de renta.

 

¿Quién está obligado a aportar el modelo 111 de la AEAT?

Están obligados a aportar el modelo 111 todas y cada una de las personas o bien empresas obligadas a retener o ingresar a cuenta de conformidad con lo marcado en el art. 74 del Reglamento del Impuesto.

 

¿En qué momento se debe aportar el modelo 111 ante Hacienda?

Las grandes compañías y Administraciones , deberán presentar la autoliquidación de IRPF por usando el modelo 111 con periodicidad mensual del 1 al 20 de cada mes.

Los demás impositores con obligación de aportar el modelo ciento once, presentar la liquidación de IRPF con periodicidad trimestral en los veinte días posteriores al final de cada trimestre:

  • Primer trimestre: del 1 al veinte de abril, ambos incluidos.
  • Segundo trimestre: del 1 al veinte de julio, ambos incluidos.
  • Tercer trimestre: del 1 al veinte de octubre, ambos incluidos.
  • Cuarto trimestre: del 1 al veinte de enero, ambos incluidos.

En caso de que el vencimiento coincida en el fin de semana o bien festivo, el plazo siempre y en todo momento será hasta el próximo día hábil.

 

¿Cuál es el plazo de aportación del modelo 111 con domiciliación bancaria?

El plazo para aportar autoliquidaciones con cálculo a ingresar mediante domiciliación bancaria finaliza el día quince de cada mes para grandes empresas. Para el resto de impositores, el plazo de presentación del modelo ciento once con docimiciliación está comprendido de los días 1 al 15 de los meses de abril, julio, octubre y enero.

Igualmente, hay que tener en cuenta el calendario de días no hábiles en las oficinas de la Hacienda.

 

¿De qué manera se presenta el modelo ciento once de Retenciones e Ingresos a Cuenta del IRPF?

El modelo 111 se puede presentar a la AEAT mediante la presentación en una oficina de la Agencia Tributaria o bien usando internet. Todos los obligados a tributar pueden escoger la forma de aportación que prefieran excepto grandes compañías, Administraciones públicas y las entidades con personalidad jurídica de Sociedad Anónima o S.L. que estarán obligadas a aportar el modelo 111 por vía digital.