31 Oct

Soluciones cuando la tarjeta se queda sin saldo

Seamos responsables con el uso de la tarjeta bancaria o no, llevemos un control exhaustivo de gastos o gastando “a ojo”, llega un momento en el que puede que nos llevemos una sorpresa y a la hora de pasar la tarjeta por la banda magnética, nos dé un mensaje de error que a todos nos hace temblar: el momento en el que nos comunican que no tiene fondos.

Para este sorpresivo momento lo mejor es respirar hondo, pensar que esto a fin de mes o en tiempos de ajuste económico es de lo más cotidiano y normal y, buscar alternativas y soluciones para capear lo mejor posible el momento.

G2J_Twinero_tarjetas-de-credito-gastadas

Foto: knowingtheforexmarket.com

Plantear el uso de tarjetas de crédito

Si nos hemos quedado sin saldo en la cuenta pero somos de los que rápidamente la nómina nos cubre y solventa todos los gastos quedándonos limpios de toda deuda, podemos plantearnos la opción de dejar de operar con tarjetas de débito y hacerlo con las de crédito.

Las tarjetas de crédito permiten aplazar pagos: no los realizas al momento sino que, como si de una factura se tratara, te los acumulan y te los pasan de golpe. Ojo, porque esta solución financiera está diseñada para economías a prueba de bombas, ya que las facturas de pagos que se pasan cada mes suelen ser altas (todos los gastos de tarjeta en una única cuota). Si no somos capaces de gestionarnos bien con nuestras finanzas o no llevamos un control exhaustivo de lo que gastamos e ingresamos, no debe ser la opción más recomendable.

Demorar pagos o hacerlo a plazos

Cuando necesitamos urgentemente hacer una compra (quién es capaz hoy día de sobrevivir una sola semana sin lavadora) y no disponemos de saldo a ese momento, conviene que busquemos un establecimiento que nos faciliten la financiación.

Existen tiendas que permiten abordar los pagos hasta tres meses después de la compra, tiempo más que generoso para poder reunir fondos. Otras tiendas permiten reducir la cuota en plazos sin intereses, de forma que un pago sustancioso se convierte en un gasto sin más.

Esta opción es muy recomendable si no queremos que un imprevisto nos haga temblar las cuentas generales, pero conviene tener bien presente  que esta solución conlleva el pago de una cuota permanente, normalmente no por un plazo menor a un año, por lo que iremos arrastrando a largo plazo un gasto más a añadir a la lista.

Solicitar un microcrédito

Otra buena opción es acudir a un microcrédito para conseguir una inyección de dinero extra que permita abordar los pagos pendientes y sanear las cuentas, de forma que ganemos tiempo para diseñar un buen plan de ahorro que nos devuelva a la estabilidad y al uso con tranquilidad de nuestras tarjetas.

Si nos viéramos en la situación descrita al comienzo, en la que es al mismo momento y sin aviso cuando en el mostrador nos indica el dependiente que nuestra tarjeta no tiene saldo, podemos encontrar en Twinero la solución ideal dentro del mundo de los microcréditos, ya que aparcando esa compra unos minutos, en media hora obtienes la cantidad solicitada de hasta 600 euros, solventando el apuro incluso en el mismo establecimiento.

19 Ago

Distintos tipos de préstamos en función de la garantía aportada

Existen diversos factores que nos pueden conducir a solicitar un préstamo. Ya sea para la compra de una vivienda, un automóvil, el pago de recibos y facturas, un gran viaje o cualquier otro tipo de desembolso importante de dinero suelen ser los momentos correctos para acudir a los préstamos como vía de financiación.

Para acceder a un préstamo tanto las entidades bancarias como las empresas de capital privado nos exigirán una serie de garantías para asegurarse de que devolvemos el valor del préstamo de una forma u otra. De este modo, fijándonos en el tipo de garantía que aportamos al prestador, podemos diferenciar distintos tipos de préstamo:

G2J_T-Presta_1_tipos-prestamo-segun-garantia

 

Imagen: twinero.es

Préstamos personales

Los préstamos o créditos personales suelen utilizarse para solucionar casos puntuales en los que necesitamos una pequeña inyección de dinero, ya que suelen funcionar con cantidades pequeñas y un plazo de duración breve.

Es por ello que este tipo de préstamos suelen ser la solución ideal para casos como pago de facturas atrasadas, realización de un viaje o demás gastos inesperados que no alcancen sumas muy elevadas.

Las entidades bancarias suelen exigir una nómina para conceder este préstamo, demostrando que tenemos unos ingresos estables y que por lo tanto no nos declararemos insolventes, devolviendo la cantidad prestada en su totalidad.

Préstamos con garantía hipotecaria

Por otro lado nos encontramos con los préstamos con garantía hipotecaria, en los que la vivienda funciona como aval. Así, se asegura la devolución total del capital con una propiedad, ya que en caso de que el prestatario se declare insolvente su vivienda responderá por sus obligaciones ante el prestador, pasando el inmueble a ser propiedad de éste.

Este tipo de préstamos se caracterizan por unas cantidades de dinero considerablemente superiores a los préstamos personales, ya que la garantía es un bien de un alto valor. Del mismo modo, el plazo de devolución de la cantidad prestada es mucho mayor.

Préstamos por el coche

Si dejamos la vivienda de lado, el segundo bien material más valioso que solemos tener es nuestro coche. Es por ello que no es de extrañar que existan los préstamos por mi coche. En estos casos la garantía de la devolución del dinero prestado será nuestro automóvil, eso sí, siempre que cumpla con ciertos requisitos. En general no suelen aceptar coches con más de 10 años por ejemplo.

La cantidad prestada dependerá lógicamente del valor de tu automóvil, pudiendo llegar a alcanzar hasta los 15.000 euros prestados. El hecho de acceder a este tipo de préstamos no significa que dejes de conducir el coche, ya que nunca deja de ser propiedad tuya, al igual que la vivienda en el caso de los préstamos con garantía hipotecaria.

Como veis, existen diversas formas de avalar un préstamo, ya sea mediante nuestra nómina, vivienda o automóvil podemos ofrecer las garantías necesarias para que accedan a concedernos el préstamo ¿Qué vía prefieres tú?

31 Jul

¿Quieres saber si apareces en el RAI?

aparecer-rai

Una de las opciones para saber si estás incluido en listas de morosos, en este casi el fichero RAI, es acudir a la entidad que te puede haber incluido en él y para preguntar si, en efecto, te han añadido a este listado. Es la solución más rápida si te urge saber si figuras en el listado. Es posible, sin embargo, que no recibas esta información debido a la confidencialidad que rige el uso de este fichero pero por probar no pierdes mucho. También puedes preguntar en tu banco aunque es menos posible que puedan responderte. Algunas empresas son más receptivas que otras en lo que a estos temas se refiere.

Los servicios de un gestor o abogado pueden ser rentables si sospechas que alguno de tus datos haya sido incluido erróneamente. Si se comprueba que hay habido una notificación errónea o que hay algún dato equivocado sobre tu persona, puedes interponer una queja formal para que se borren tus datos del fichero. Debes prestar atención a que el procedimiento de inclusión de tus datos personales se lleve a cabo según la legislación vigente.

La otra opción pasa por saldar la deuda y si ésta no es muy elevada se puede recurrir a una fuente de financiación que no hace mucho que está en el Mercado, son los llamados minicréditos.

Aún estando en listas como RAI o Asnef es posible solicitar préstamos online rápidos a ciertas financieras que podemos encontrar realizando un búsqueda por internet o simplemente utilizando comparadores. Hay que tener en cuenta que este tipo de servicio debe utilizarse solo en casos de urgencia ya que los intereses que nos van a cobrar por prestarnos el dinero son bastante elevados. Entender también que la finalidad de estos minicréditos es sacarnos de un imprevisto económico puntual.

Por otro lado, siempre queda la opción es esperar, ya que tu información no puede figurar en el fichero para siempre, hay un plazo limitado para que se proceda a borrarla por completo de la lista de morosos.

28 May

Los mercados de capitales reactivan la economía

6

Uno de los mercados que han visto la recuperación del país mucho antes que los propios ciudadanos y es posible también que las empresas, han sido los mercados de capitales que han visto cómo la economía se ha ido mejorando desde hace un tiempo y, ahora, empieza a notarse en el día a día. Pero, ¿por qué los mercados de capitales?

Los mercados de capitales y la economía

Los mercados de capitales, ahora mismo, son uno de los sectores líderes dentro de la economía española debido a que su impulso se relaciona con el ahorro y la inversión, así como los beneficios o el hecho de que, ahora mismo, se ha convertido en un propulsor de empleo y un factor directo en la estabilidad del país y en la economía del mismo.

Un mercado de capitales es el lugar donde se compran y venden acciones de empresa, entre otras cosas, de tal manera que, una empresa, obtiene un beneficio en forma de inversión al lanzar acciones que pueden comprar otros y, al mismo tiempo, ese vendedor tiene su éxito debido a que después puede vender las acciones cuando suban y obtener la diferencia de lo que ha pagado.

Entender el mercado de capitales no es fácil, de hecho es bastante complicado aunque algunos acuden a empresas especializadas como Optimissa que lleva años analizando los datos que se obtienen y han determinado que, este 2015, hay una clara diferencia en el mismo, algo positivo, ya que está suponiendo una reactivación de la economía que ya se ve en algunos sectores laborales donde se ha empezado a pedir contrataciones nuevas (algo que no ocurría antes).

Aunque todavía queda mucho para que la economía vuelva a ser lo que hace unos años, sí hay que decir que, todo lo que se ha pasado hasta ahora, los recortes, impuestos y demás han dado su fruto a pesar de que muchos no ven aún la luz al final del túnel. Pero los expertos siguen apostando en que estamos cada vez más cerca de salir de la crisis si seguimos así y son los mercados de capitales los que han hecho que comencemos a ver esos resultados de recuperación económica que pueden acercarnos más a lo que teníamos antes.

Habrá que ver la evolución del año y los análisis de los datos que, si bien son fáciles de obtener, su interpretación requiere de expertos, de ahí que haya muchas empresas que se dedican a ello, no sólo para particulares y empresas, sino incluso para entidades bancarias, como asesoramiento o gestores de las actividades que se quieran llevar a cabo.