26 Abr

Divorcio, el fin de un matrimonio

divorcios

Muchas personas piensan en el matrimonio como un objetivo a alcanzar en sus vidas, añorando los buenos momentos y pensando en sobrellevar los momentos difíciles, teniendo siempre el apoyo de la pareja. Pero las ilusiones que se tienen al momento de tener la boda algunas veces se desvanecen con el pasar del tiempo, al ver que aquello a lo que se aspiraba en la vida de casados, no es tan fácil de obtener e incluso puede ser inalcanzable.

Buscando soluciones

Diferencias de opinión, rencores guardados, defectos que nunca fueron del todo aceptados por la otra parte y que resultaron imposibles de cambiar, falta de compromiso por parte de uno o ambos, son situaciones que pueden llevar a la disolución de un matrimonio.

Sin embargo, cuando hay problemas en la relación es importante aclarar las opciones que tienen y diferenciar algunos términos. No todos los conflictos terminan en divorcio, pues algunas veces son etapas normales de la relación de pareja que pueden superarse con un poco de esfuerzo. Muchos matrimonios logran salvarse si ambas partes así lo desean, pero podría haber diferentes motivos para decidir tener una separación temporal o definitiva, cuando los conflictos se han agravado por mucho tiempo o simplemente que cuando los motivos que los unían al principio ya no existen.

El rompimiento de la pareja que ha contraído matrimonio puede ser un proceso sencillo cuando hay un acuerdo mutuo, pero también puede llegar a ser una odisea cuando una de las dos partes está en desacuerdo con la ruptura o con algún punto relacionado a ella.

La situación puede ser especialmente delicada cuando hay hijos menores de edad o con alguna discapacidad, pues ellos se ven especialmente afectados ante los problemas de los padres,  durante y después de la separación matrimonial, con la decisión de quien será el que se quede con su custodia y con qué frecuencia puede la otra parte visitarlos.

Otras situaciones que llevan al divorcio

Con frecuencia el objeto de disputas es el dinero, como se separaran los bienes tras el divorcio, si hay hijos en común, la pensión alimenticia. La pensión de compensación y la atribución de vivienda, son otro tema a discutir,  y que se llegan a convertir en procesos largos si no hay un acuerdo entre las dos partes.

Otra situación que podría requerir obligatoriamente que se recurra a los tribunales es cuando hay una situación de violencia domestica, donde el conyugue y los hijos corran el riesgo de sufrir daños a su integridad física y emocional, esto traería mayores consecuencias jurídicas para la parte responsable, por la complejidad del asunto.

Ante cualquiera que sea el caso, es recomendable buscar la asesoría, por ello los abogados de divorcio zaragoza le ayudarán a aclarar dudas,  le brindará apoyo y le acompañará durante el tiempo que dure el proceso, para llegar a la solución mas conveniente para todos los involucrados.