23 Mar

En qué me debo fijar a la hora de operar financieramente en internet

A día de hoy internet es un medio más que seguro para realizar compras o gestiones financieras de forma online sin temor al phishing u otras prácticas que permitan a terceros maliciosamente hacerse con nuestros datos bancarios. La tecnología y el desarrollo del entorno han facilitado un ecosistema apropiado como para que no tengamos que dudar en dar nuestros datos. No obstante, conviene ser precavido y no perder de vista ciertas buenas prácticas que nos ayudarán a hacer de internet un medio aún más seguro.

Siempre elige empresas de confianza y con probada experiencia

No te dejes embaucar por una simple búsqueda en Google. Si quieres por ejemplo acceder a los diferentes y prácticos préstamos de hipoteca compra-venta online, no está de más que acudas al buscador de buscadores, pero una vez localices qué empresas te ofrecen estos servicios, preocúpate por navegar entre sus páginas, analiza la claridad con la que exponen sus servicios, investiga a otros usuarios y lee sobre su experiencia y, sobre todo, atento a los datos de contacto: quién está detrás del servicio, dónde tiene sus oficinas y si tiene medios de contacto directo como teléfono, email o chat para dudas.

Esto último es un plus de transparencia para saber que, en el caso de que tengas algún problema en la gestión, vas a tener a todo un equipo personal detrás de tu incidencia para resolvértela en cualquier momento.

G2J_T-Presta_seguridad-internet

Imagen: tutorialesenlinea.es

Busca elementos que aporten seguridad

Una empresa que realiza gestiones económicas en internet, ya sea una ecommerce o un banco, financiera o cualquier otra donde tengamos que ingresar nuestros datos bancarios, se preocupará mínimamente por garantizar de alguna forma su transparencia y el uso de medidas que aseguran la operación.

Desde condiciones de uso claras y expuestas sin letras pequeñas, exposición de opiniones de usuarios verificables, datos de contacto y método de pago visible y accesible… hasta otras con carácter más tecnológico como la indicación de sitio seguro que podemos encontrar en la barra donde se indica la URL de la página, gracias a  un candado y una S que indica que es un site seguro: “HTTPS”.

twinero

Imagen: twinero.es

Los sellos de confianza: el respaldo necesario

Por último, muchas de estas webs preocupadas por la seguridad del usuario, buscan en empresas gestoras de certificados de seguridad online una forma de verificar que realmente pueden aportar unos servicios sin que el cliente vea comprometidos sus datos.

Desde certificados como el que otorga “Confianza Online” expuestos a pie de página, hasta asociaciones con terceras instituciones o empresas como el registro en el Instituto Nacional de Consumo son “pistas” de que no tenemos nada absolutamente que temer a la hora de ingresar nuestro número de cuenta en la página. Y es que internet ha traído la comodidad y la inmediatez que antes una sucursal o un centro comercial no podía ofrecer, pero sin la seguridad de que todo movimiento no implica exponernos en la red de redes, de nada sirve todas estas ventajas. En internet, mejor blindados.