13 Jul

¿Me conviene invertir en oro este 2017?

Desde los fondos de inversión hasta la inversión en oro físico, como en lingotes de oro, todo es válido para realizar inversión en metales preciosos. Las opciones son variadas y todas ofrecen diferentes ventajas que debemos conocer. Pero seguramente antes de invertir, quieres saber si te conviene invertir en oro este año 2017. En el siguiente artículo te daremos las claves para que tomes la decisión adecuada.

¿Realmente vale la pena?

Existen muchas personas que opinan que invertir en oro puede ser la mejor inversión de su vida, sin embargo, también existen otras personas con muchas dudas, que consideran que es absurdo invertir en un metal que no ofrece rentabilidad en el corto plazo y que además es conocido como un metal dedicado a elementos superfluos como las joyas.

Un breve repaso de la historia del oro

Para entender mejor el propósito y la importancia del oro, debemos entender donde comenzó el mercado del oro.

La historia del oro comienza en el 3000 A.C por parte de los antiguos egipcios que comenzaron a crear joyas, pero no fue hasta el 560 A.C que comenzó a ser utilizado como moneda o como una forma de dinero para cancelar bienes, buscando una forma estandarizada y que pueda ser fácil de transferir su valor al momento de hacer negocios. Como las joyas de oro ya eran conocidas por su gran valor, la solución fue estampar monedas de oro y utilizarlas como medio de intercambio.

La historia es bien clara al mostrar que el oro ha sido de gran influencia para muchos imperios como los griegos y romanos. Gran Bretaña también desarrolló su propia moneda en metal precioso para el año 1066, basando su valor en la cantidad de oro que representaban. Eventualmente el oro se convirtió en un símbolo de abundancia, riqueza y prosperidad en todos los continentes.

El gobierno de Estados Unidos mantuvo la tradición de usar el oro como una moneda, mediante el establecimiento del llamado estándar bimetálico en el año 1972. Esto no es más que declarar que toda unidad monetaria circulante en los Estados Unidos debía ser respaldada en oro o en plata para asegurarse de su valor. Sin embargo, el conocido como patrón oro, no duró para siempre. En 1913 se descontinuó este patrón y comenzó la emisión de pagarés, cheques al portador con valor propio, sin respaldo, que son la versión actual de nuestro papel moneda.

 

¿Es conveniente invertir en oro durante este año?

Si bien el oro ya no respalda las monedas como el dólar estadounidense, ni las monedas de muchos países, entonces surge la duda de si es conveniente invertir en ese metal. La respuesta es bastante sencilla, y es que a pesar de que el oro ya no respalda las monedas del mundo, sigue teniendo un alto valor en el mercado global y eso depende de muchos otros factores.

Invertir en oro es una decisión inteligente, una decisión que han tomado muchas de las familias más acaudaladas del mundo a la hora de proteger sus riquezas por muchas generaciones, cosa que no se puede decir de las monedas de muchos países, que al enfrentarse a conflictos y crisis del sistema financiero, suele perder totalmente su valor.

Es importante invertir en oro de manera inmediata y sin muchos rodeos. Es una inversión que a largo plazo puede ser altamente rentable para tu patrimonio. ¿Lo dudas? Solo basta investigar el historial del precio del oro y darse cuenta que en 1970, una onza de oro equivalía a unos $35 dólares americanos. Si nos planteamos un escenario donde, en aquel año, hubieras adquirido una onza de oro, en la actualidad esa onza de oro tendría un valor superior a los $1500 dólares americanos. Por supuesto, no queremos esperar 40 años para obtener rentabilidad sobre una inversión, pero es solo un ejemplo de lo que puede significar el oro como inversión a largo plazo. Solo debes imaginar el enorme crecimiento del patrimonio que tuvieron aquellas familias que pudieron ser capaces de invertir algunos miles de dólares en metales preciosos en ese momento, hablamos de que hicieron crecer exponencialmente sus fortunas con el paso de los años y sin siquiera tener que esforzarse demasiado.