10 May

Oro, un mineral estadísticamente comprable a través del tiempo

compro-oro-barcelona

El oro es un mineral de gran resistencia y que permite su maleabilidad dependiendo del uso que se le quiera dar. Su extracción se realiza dependiendo del tipo de yacimiento en el cual se encuentre y requiere la utilización de diversas técnicas y procesos que son ejecutados por diversos grupos, los mismos están certificados para esta labor La joyería especializada en Oro y con más antigüedad de Barcelona nos lo explica www.comprooroplatabarcelona.es

La explotación del oro es una importante fuente de ingresos para las diversas economías mundiales, pues son muchos los países que han creado alianzas en torno a su extracción y procesamiento.

Con este brillante mineral se pueden realizar diversas piezas, las mismas van desde monedas, lingotes, joyería de diversos tipos, piezas odontológicas, cableado, placas de oro y su utilización en diversos procesos químicos.

Gracias a la variada gama de opciones de productos derivables del oro, el proceso de fundición es diverso y son variados los entes encargados de crear cada una de las piezas que se encuentran en el mercado.

Para atender la demanda de cada uno de los sectores involucrados en su comercialización, los organismos encargados de extraerlos y procesarlos, han creados redes de comercialización, en las cuales se vende el mineral, según las necesidades de cada uno de ellos, con esto se busca  lograr un equilibrio entre los productos buscados por los consumidores.

A pesar de ser un bien valorado en cualquier época, el oro, mantiene un extraña dinámica que en determinados periodos en el año, tiempo en el cual su compra y venta resuelta más beneficiosa.

Para explicar el fenómeno que indica los períodos del año donde la compra del oro se considera más beneficiosa, es importante consultar las estadísticas, que año tras año, permiten a los inversionistas la adquisición del mineral, a un costo que les genere mayor beneficio.

Los datos disponibles se han recolectado por décadas y tras estudiarlos, se pudo determinar que hay un patrón constante, el cual es aprovechado por los consumidores para adquirir el mineral a un menor costo.

Durante el mes de septiembre el precio del oro baja, lo que causa pérdidas para el mercado que comercializa el mineral. A pesar de significar números rojos para los vendedores, aquellos que desean incursionar en el mundo de su compra tienen la oportunidad perfecta.

Es a partir del noveno mes del año, cuando los inversionistas alientan a los consumidores a adquirir oro, pues su valor baja y crea una oportunidad ideal para aquellos interesados en hacerse con este preciado mineral.

La compra de oro se mantiene hasta el mes de diciembre, se asume que el aumento en su demanda se debe diversos factores, entre ellos está: el festival Diwali en India, el año nuevo chino, las bodas asiática y la época navideña. Cada uno de estos factores viene respaldado por la venta de innumerables productos que son demandados por la imagen de brillo y la elegancia que rodea al oro.

Entender el comportamiento en la relación compra-venta de este mineral, es un proceso complejo que pude ser comprendido con la orientación de un especialista en la materia, sin embargo, para aquellos que desean entender sus fluctuaciones en el mercado pueden estudiar la gráficas 1 y 2. La primera fue obtenida de la página web de Investing.com y la segunda del portal digital BullionVault.

En ambas gráficas se puede apreciar el valor del oro por cada mes, sin embargo, la primera nos indica la línea de fluctuación con respecto al costo del oro, mientras la segunda es una pequeña muestra de que las estadísticas no mienten y el patrón que rige la compra y venta del oro se repite y cómo es su valoración con respecto a las diversas mediciones del mercado.

Los beneficios obtenidos a través de su comercialización, además de la seguridad que representa este mineral ante los problemas de la economía mundial, posicionan al oro, como la mejor opción para aquellos que deseen respaldar sus bienes y contar con una reserva monetaria cuyo valor puede bajar en determinados periodos de tiempo, pero que siempre será apreciados y bien pagado en el mercado.