20 Oct

Spanish best golf courses: beneficios para la salud

Mucha gente asocia el término salud con la carencia de afecciones o enfermedades; no obstante, según el ente encargado de la misma a nivel mundial (OMS), el concepto está relacionado con un estado de dicha física, mental y social. Sin duda alguna, unos Spanish best golf courses le proporcionarían ese bienestar.

Siempre nos han repetido que la práctica frecuente de cualquier actividad vigorosa genera un efecto benéfico en el organismo. La elección debe hacerse considerando la edad y la condición biológica de la persona. Pero, al final, pocos deportes, como el golf, pueden definirse aptos para todo público y aportar beneficios integrales a sus jugadores.

Ventajas físicas de jugar al golf

Ayuda a prevenir problemas cardiovasculares, diabetes, dislipidemias (alto colesterol y triglicéridos) y elevada tensión arterial. La razón es que en un recorrido promedio de nueve hoyos caminando, los golfistas queman de 600 a 800 kilocalorías, el número es mayor si además cargan sus propios palos.

Por otra parte, repitiéndolo tres o cuatro veces a la semana disminuye la posibilidad de ser obeso o sufrir de dolencias del sistema autoinmune, entre ellos cáncer de colon y mama. Esos 3 a 5 kilómetros recorridos en cada ocasión hacen que la esperanza de vida se incremente hasta en un 40% comparado con un individuo sedentario.

En otro orden de ideas, se mejora el tono y la fuerza. Más de 120 músculos de espalda, tórax, región abdominal, piernas y brazos intervienen para que usted pueda conseguir el swing perfecto. Lo que le permite mejorar el equilibrio, la postura, la coordinación y obviamente, la flexibilidad.

 ¿Y el efecto mental y social?

Los logros alcanzados inciden sobre la autoestima y la confianza en sí mismo del jugador. Al realizarse al aire libre y en escenarios de gran belleza, el golfista logra desconectarse de la rutina diaria, el que posiblemente sea un ambiente estresante, por fortuna con este deporte aumenta su concentración.

Las ventajas que presenta como actividad social también son bien conocidas. De un hoyo al siguiente nacen o se fortalecen buenas amistades y se desarrollan exitosos negocios. Asimismo, crecen aquellos valores relacionados: sana competitividad, juego limpio, desarrollo de tácticas y destrezas específicas, etc. ¡En el golf no hay desperdicio!